Y no es para menos. Bajo una trama sólida y vibrante y un protagonista con todos los rasgos que caracterizan a los mejores personajes de la literatura universal, retratado además sin ningún tipo de concesiones, Alberto Olmos nos entrega una novela que plantea cuestiones de nuestro tiempo, preguntas controvertidas  y a veces incómodas: ¿Hasta qué punto el compromiso social, tan en boga, no es sino el mejor eslogan publicitario de todos los tiempos? ¿Es la intimidad el único reducto de honestidad que nos queda? Una novela que nos mantiene con el corazón en un puño hasta el final y donde  la maestría y el talento de este autor vuelven a deslumbrarnos. Una lectura imprescindible.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA CIVILIZACIÓN DE LA MEMORIA DE PEZ